¿Qué es un maletín infoport?

infoport

Un maletín infoport es un sistema de comunicación inalámbrica que permite al traductor radiar su interpretación a un número reducido de personas, entre 10 y 20 aproximadamente. La empresa que fabrica estos maletines es la alemana Sennheiser y son todo un clásico en el mundo de la interpretación de reuniones. Esta marca también fabrica audífonos y sistemas de guías de museos, y es el referente en el campo de los sistemas de sonido inalámbricos.

El funcionamiento del maletín es el siguiente: los oyentes se colocan los cascos y colocan el dial en la frecuencia en la que está emitiendo el intérprete, que previamente la ha seleccionado en su micrófono. Y nada más. A partir de entonces podrán seguir lo que diga con una calidad de sonido muy buena y sin preocuparse de nada más.

La ventaja de este sistema es que es muy ligero, ya que el emisor se encuentra incorporado en el micrófono y la mayor parte de la maleta la ocupa el cargador en serie de los auriculares.

La desventaja es que sólo es válido para unas 20 personas por maletín, menos si deseas mantener auriculares de reserva por si fallara la batería de algunos.

En Soleil Traducciones adquirimos un maletín hace tiempo y estamos bastante contentos con su funcionamiento, aunque tuvimos que cambiar las baterías de algunos porque se nos olvidó sacarlas y se sulfataron.

 

Detenida una persona por firmar traducciones juradas falsas

detenido-3

Han detenido a una persona que se dedicaba a firmar traducciones juradas de búlgaro con el nombre de otra persona.

Algunos clientes nos han expresado alguna vez la duda ¿puedo hacer yo una traducción jurada? La respuesta es: en España, no. La legislación española establece que sólo los traductores reconocidos por el Ministerio de Asuntos Exteriores y que hayan pasado un examen pueden firmar las traducciones juradas. Bien es cierto que eso no es así en todos los países de la Unión Europea. Existen legislaciones donde cualquier particular puede firmar una traducción, con el riesgo que eso conlleva. En los países del Norte es posible ya que su legislación penaliza mucho más la falsedad y no tienen la picaresca en el ADN.

Aquí el enlace de la noticia.

 

Nueva normativa para Traductores/as-Intérpretes Jurados/as en España

Como os adelantamos en nuestra página de Facebook hace algunas semanas, ya está en vigor la nueva normativa para Traductores e Intérpretes Jurados nombrados por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. Entre las novedades que introduce esta normativa, se encuentran las siguientes:

-Cambio de la nomenclatura: el “Intérprete Jurado” pasa a denominarse “Traductor/a-Intérprete Jurado/a“.

-Cambio de sello: en el plazo de dos años, todos los sellos de los Traductores/as-Intérpretes Jurados/as deberán incluir única y exclusivamente su nombre y apellidos, el idioma (o idiomas) del que es Traductor/a-Intérprete Jurado/a y el número de Traductor/a-Intérprete Jurado/a que le haya asignado el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

-Cambio en la declaración jurada. Al final de la traducción y con el fin de certificar la exactitud de sus actuaciones, el Traductor-Intérprete Jurado deberá añadir la siguiente declaración:

“Don/Doña ………………………………………….. (nombre y apellidos), Traductor/a-Intérprete Jurado/a de ………………………. (idioma) nombrado/a por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, certifica que la que antecede es traducción fiel y completa al ………………………………………………… (lengua de destino) de un documento redactado en ………………………………………. (lengua de origen).

En ………………………… (lugar), a ……………………………………….. (fecha)”

Firma.

-A partir de ahora pasa a ser obligatorio adjuntar a la traducción jurada una copia del documento original sellada y fechada por el Traductor-Intérprete Jurado en todas sus páginas a efectos de la comprobación de la autenticidad del original a partir del cual se haya efectuado la traducción.

-También habrá un nuevo modelo de carné de Traductor-Intérprete jurado cuyo formato será parecido al del DNI español y que incluirá el nombre y apellidos del Traductor-Intérprete Jurado, su número de DNI o pasaporte, número de Traductor-Intérprete Jurado conferido por el MAEC, país de nacionalidad, idiomas y fecha de nombramiento y una fotografía de carné. El actual carné de intérprete jurado dejará de tener validez en el plazo de cinco años.

Por tanto, para que vuestra traducción jurada sea válida, tendrá que cumplir con todos los requisitos mencionados anteriormente.

Esperamos que esta información os resulte de gran utilidad.

 

¡Feliz Día Internacional de la Traducción!

mafalda

Con motivo del Día Internacional de la Traducción, hoy nos gustaría hacer una pequeña mención a todos esos amigos, compañeros y proveedores que son traductores y que, con gran esfuerzo y entusiasmo, trabajan cada día para que la comunicación entre hablantes de distintas lenguas y miembros de diferentes culturas se produzca. A todos ellos, felicidades.

Os dejamos con esta cita de George Steiner: “Sin traducción habitaríamos provincias lindantes con el silencio”.

 

¿Me interesa contratar los servicios de una agencia o los de un traductor?

Tenemos un texto para traducir, tenemos claro el idioma (o los idiomas) al que queremos traducirlo pero ahora se nos plantea una duda primordial: ¿adónde acudo para que me lo traduzcan? Ante esta pregunta se nos presentan varias opciones:

-Buscar un traductor profesional autónomo que trabaje con la combinación de lenguas que necesito.

-Acudir a una agencia de traducción.

-Encargársela a un amigo/vecino/conocido que sabe idiomas.

Aunque esta última opción es bastante habitual, personalmente la desaconsejo si lo que se busca es una traducción de un documento o página web profesional que se va a hacer público en un contexto profesional, académico u oficial (me parece totalmente válida, no obstante, si se trata de un documento de carácter privado y sólo se desea conocer el contenido del texto original, por ejemplo).

Dicho esto, ¿cuál es la mejor de entre las dos primeras opciones? Como todo en esta vida, depende. Depende del tipo de servicio que estemos buscando.

Por un lado, la opción de contratar los servicios de una empresa de traducción nos ofrece una serie de ventajas entre las que destacan las siguientes:

-Mayor oferta de idiomas disponibles: las agencias de traducción suelen contar con amplias carteras de traductores (autónomos o en plantilla), por lo que si desea traducir su documento a varios idiomas distintos no tendrá que tomarse la molestia de buscar varios traductores. Además, en el caso de las traducciones juradas, no en todas las provincias hay traductores de todos los idiomas y buscar uno puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza. En ese sentido, una agencia puede encargarse de realizar dicha búsqueda así como todos los trámites pertinentes.

-Reducción de los plazos de entrega: precisamente por la misma razón que comentábamos en el punto anterior, las agencias pueden en la mayoría de  los casos reducir los plazos de entrega ya que, al disponer de varios traductores de un mismo idioma, pueden contar con el que menos carga de trabajo tenga en ese momento y, por tanto, “saltarse” la cola de trabajo.

-Servicios adicionales: además de los servicios de traducción e interpretación habituales, algunas empresas ofrecen a sus clientes servicios adicionales que complementan los servicios lingüísticos prestados.

Por otro lado, si contactamos con un traductor autónomo nos resultará más fácil negociar la tarifa (los traductores suelen ser más flexibles que las agencias a este respecto) y, al tener contacto directo con dicho profesional, la comunicación entre ambos será más ágil y fluida (un factor muy importante a la hora de resolver dudas, por ejemplo). Además, si trabajamos en un campo muy especializado, tal vez nos convenga más trabajar directamente y de manera habitual con un traductor de confianza que sea especialista en la materia.

En cuanto al servicio post-venta, tanto traductores autónomos como agencias suelen ofrecer unas garantías en caso de que se produzca algún error en la traducción.

Nuestra recomendación

Conviene tener claras cuáles son nuestras necesidades y preferencias para decidir si nos conviene más acudir a una agencia o a un traductor autónomo para que traduzca nuestros textos.